Escudo de la ciudad

Escudo de la ciudad
El escudo de Rosario fue diseñado por Eudosro Carrasco, autor junto a su hijo Gabriel, de los Anales" de la ciudad. La ordenanza municipal lleva fecha de 4 de mayo de 1862

PREVENCION DEL DENGUE

Páginas vistas en total

lunes, 8 de septiembre de 2014

EL TEATRO COLON 1921- 1929



1921: Muchas son las compañías que han actuado esta ano an el Colón, entra las qua mere­cen mencionarse las siguientes: Compañía de dramas y aventuras policiales, de Enri­que Ramball. Compañía nacional de Orfilia Rico, una de las más completas, con Glo­ria Ferrandiz, Hortensia Martínez, Sarah Nuvolone, Luisa Nuvolone, Susana Madres, Carola Bastardi, Eliseo Gutiérrez, Humberto Zurlo y otros más, siendo director artístico Federico Mertens.
Compañía dramática española de Lola Membrives. Compañía del transformista Constanzó. Compañía española de comedias de Ernesto Vilches e Irene López Heredia. Compañía dramática española de María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza, con Josefina Díaz de Artigas. Compañía española de Comedias de Rosario Pino, quien estrenó la brillante obra de Darío Nicodemi: "El alba, el día y la noche". Compañía na­cional de Angela Tesada y Enrique Arellano, bajo la dirección de Tito Livio Foppa. También se registraron conciertos ofrecidos por la concertista de guitarra María Luisa Anido, además de recitales de canto a cargo de Sofía del Campo; de piano, en los que se destacaron el joven rosarino Lucio Senac y el húngaro Americ Stefanian; de violin con Ferenece de Veesy y, finalmente, otro de piano a cargo de Guillermo Backhaus. Seguidamente ocupó el escenario la Compañía nacional de Camila Quiroga, con Enri­que de Rosas, Fuentes, Mario Cullen y otros, quienes estrenaron la comedia "Ki-ki". Luego de ello, se realizó poco después la serie reducida - ya no se hicieron más las grandes temporadas de los años anteriores - de espectáculos de la lírica de Walter Moc-chi, figurando como directores de orquesta los maestros Marinuzzi y Paolantonio, este último argentino. Las sopranos fueron: Rosa Raiza, quien cantó "Norma"; la japonesita Tamaki Miura, además de Gllda Dalla Rizza, Gabriela Bezanzoni, Flora Penni y María Galeffri. Tenores: Beniamino Glgli, Angelo Minghetti, Catulo Maestri, Antonio Cortis. Ba­rítonos: Giácomo Rimini, Luiggi Rossi Morelli, Persiqhetti, Paoli, Besagnoni. Bajos: Ciri-no, Pinhelro y Denatele. Se estrenó "II piccolo Maraf.
En noviembre dio una serie de danzas clásicas la célebre bailarina española Pastora Imperio, y en diciembre se presentó la Compañía Nacional de Roberto Casaux, con Esperanza Palomero, Pierina Dealessi, M. Sinisterra, Buhiery Costanzó bajo la direc­ción artística de Joaquín de Vedia. Es de señalar la buena acogida que tuvieron las compañías de operetas alemana - traída por la S.A. del Teatro Alemán de América del Sud - y la española de Inés Berutti que actuaron en los meses de junio y septiembre respectivamente.
1922: Abrió la serie de espectáculos de este año, la Compañía nacional Mangiante - Buschiazzo, con Lliri en calidad de primer actor y Felisa Mary como característica. En mayo se presentó la Compañía de dramas policiales, de Enrique Ramball y, el mismo mes, dictó una conferencia el general italiano Enrique Caviglia. Seguidamente tuvieron lugar varias funciones con el Teatro dei Piccoli, compañía romana de títeres bajo la dirección de Isidora Podrecca. A fines de julio el célebre concertista de piano polaco Godowsky ofre­ció dos conciertos, seguido por unas pocas funciones de la compañía encabezada por Rosario Pino.
Debutó en el mes de agosto la Compañía lírica de Mocchi, con la ilustre presencia de Mascagni como director general de los espectáculos, siendo los maestros sustitutos Vi­cente Bellezza, L. Kaiser y G. Santini. La temporada tuvo un gran éxito artístico y econó­mico. El maestro Mascagni fue objeto de ovaciones delirantes, y en cuanto a las obras puestas en escena, merecen citarse el estreno de "Julieta y Romeo", de Zandonai, con Gilda Dalla Rizza, Fleta y Montesanto; una inolvidable ejecución de "Favorita", con la Besanzoni, Lauri Volpi, Montesanto y Cirino y otra magnífica ejecución de la "Dolores", con Ofelia Nieto, Lázaro, Rossi Morelli y Cirino. Entre las obras que se ejecutaron, merecen citarse: "El piccolo Maraf, "Isabeau", "Traviata", "Rigoletto", "Walkiria y "Cavallería rusticana". En el principal grupo de cantantes se encontraban las sopranos y medio sopranos: Gilda Dalla Rizza, Ofelia Nieto, Elvira Hidalgo, Helen Wildebrunn, Lotte Leh-mann, Rosa Rodrigo, Gabriela Besanzoni, Helene Him, Agnes Porter, Ana Martens, Her­minia Rubadi. Tenores: Miguel Fleta, Giácomo Lauri Volpi, Hipólito Lázaro, Walter Kirchoff. Barítonos: Luiggi Montesanto, Rossi Morelli, Taurino Parvis, Salvador Persighetti, Emilio Schipper. Bajos: Julio Cirino, Carlos Braunn y Rodolfo Bandler. Como recuerdo de la visita de Mascagni fue colocada y descubierta en el vestíbulo del Teatro Colón una placa conmemorativa en la noche que se dio "Isabeau". La ceremonia fue presenciada por todos los abonados, pronunciando el discurso oficial Juan Aletta de Sylvas y, a su término, agradeció emocionado el ilustre maestro.
Seguidamente actuó el concertista de piano Risler y, desde principios de septiembre, cumplió una larga y provechosa temporada la Compañía dramática española encabeza­da por Lola Membrives, con el primer actor Ricardo Puga y la presencia de su director artístico, el ilustre literato y escritor Jacinto Benavente, de quien se estrenaron varias obras y pronunció dos conferencias sobre el teatro español. Ocupó desde el escenario la Compañía italiana de operetas La Rinascente, con Stefi Csillag, Emilia Willand, N. Accosi y A. Polisseni, además de los actores Gravina, Acconci, Vignoli, Polisseni, además de los actores Gravina, Acconci, Vignoli, Polisseni y Castellaro, estrenándose la opereta "Acqua Cheta".
Cerró el mes de septiembre con dos conciertos, el pianista Rubinstein. En octubre actuó con suma eficacia la Compañía nacional de José Gómez quien estrenó "La virgen de la pureza", de Belisario Roldan. Por último, clausuró la temporada de este año la Compañía de Blanca Podestá, siendo director de la misma Enrique Bastida.
    1923: Abrió sus puertas el Teatro Colón en marzo con la Compañía Española de revistas Mén­dez, en la que militaron el maestro Ventura y los actores Manuel Montero y Rafael Galle­go, actuando, además, en calidad de estrella Carmen Tolosa, famosa por sus luminosas erlas y haberofendido al Primer Premio de Belleza física en París. Esta compañía actuó asta mediados de abril y a principios de mayo ofreció dos recitales poéticos la recitadora Berta Singerman, siguiendo a ello la Compañía lírica del maestro Fratini. En el mes de junio actuó la Compañía francesa de revistas de Mme. Rasini, con la prime­ra soubrette Mlle. Parisys. Volvió en julio la lírica del maestro Fratini, a quien le siguió el célebre Cuarteto de Londres con dos conciertos. Para la segunda quincena de julio dio un buen número de funciones la Compañía de zarzuelas españolas de Manuel Casas, con los actores Lola Rosel y Pablo Gorge, siendo directores los maestros Roselló y Font. En agosto se registraron dos importantes acontecimientos artísticos. En primer lugar ofreció dos recitales de piano el célebre concertista Alexandre Borovsky y, en la segunda mitad del mismo mes, realizó una corta pero interesante temporada la compañía lírica italiana de Walter Mocchi, con los maestros directores Gino Marinuzzi, Francisco Paolantonio y Vicente Bellezza, siendo regisseur general el barítono Mario Sanmarco. El elenco artístico se componía de las sopranos y medio sopranos: Claudia Muzzio, Toti Dalmonte, Elsa Bland, Elena Hirn, Ninon Vallin, Cariota Dahmen, Bruna Dragoni, Hiña Spani, Flora Perini y Luisa Bertana. Tenores: Aureliano Perfile, Miguel Fleta, John Sulli-van, Walter Kirchoff, Folco Bottaro. Barítonos: Carlos Galeffi, Armando Crabbó, Emilio Schipper y Segura Tallien. Bajos: Giulio Cirino, Marcel Journet, Gaudio Mansueto, Marcelo Urizar, Carlos Braun, Michele Fiori y Gino Devecchi. El numeroso cuerpo de baile estaba dirigido por la bailarina María Olenewa y el primer bailarín Esme Dawis. Esta notable compañía dio pocas funciones pero todas fueron selectas. Hubo tres estre­nos para Rosario: "Guillermo Tell", "I Compagnacci" y "Tristán e Isolda". Se celebró, ade­más, una gran función de gala con la presencia del presidente de la Nación, doctor Mar­celo T. de Alvear. En su transcurso púsose en escena "Salomó" e "I Compagnacci". Hizo su rentróe en septiembre la Compañía Guerrero - Díaz de Mendoza estrenando "El Pavo Real", de Marquina. Afines de octubre y primera quincena de noviembre realizó una larga temporada la Compañía italiana de operetas Bertini - Gioana, estrenando "La dan­za delle libellule". La Compañía de arte nativo (!) dirigida por la señora de Cabrera dio pocas funciones en noviembre. En noviembre actuó la compañía dramática italiana del célebre trágico Ermette Zaconi, con Inés Cristina, Margarita Bagni y Renzo Ricci. Casi como despedida del año, en la primera quincena de diciembre actuó la compañía dramática italiana de la célebre actriz María Melato, con la Rizzotto, Ninchi, Rizzi, Mar-cucci y el primer actor Ernesto Sabbadini. Vuelve a actuar Zaconi y su compañía y finaliza la temporada anual.
    1924: Abrió la serie de espectáculos que se celebraron en 1924, la Compañía de José Gómez, siguiéndole en mayo la Compañía dramática española Serrador - Mari. A fines de mayo y en los primeros quince días de junio actuó la compañía de revistas Méndez, con Miguel Lamas y José Ventura de primeros actores. En la segunda quincena de junio ofreció un recital poético el celebérrimo poeta dialectal romano nominado Trilussa, autor de curio­sas fábulas de actualidad. En julio actuó la Compañía dramática italiana de Alfredo Sainati, cuya temporada resultó un verdadero desastre financiero.
Siguió en el mismo mes la Compañía italiana de operetas Caramba - Lombardo, con Inés Lidelba en calidad de primera soubrette y el actor cómico Orsini. En agosto realiza­ron temporadas: el transformista Frégoli y la Compañía española de Enrique Borras. En septiembre dio cuatro funciones la Compañía dramática francesa de María Theresa Pierat.
Volvió en octubre la Compañía nacional del actor cómico José Gómez realizándose a fines del mismo mes un festival benéfico en el que tomó parte un selecto grupo de señoritas rosarinas, representando un poema escrito especialmente por Alcira Bonazzola. Debuta en noviembre la actriz rusa Ana  Pavlowa, como primera dama de la compañía dramática italiana a la que daba su nombre, haciendo recitados en este idioma. Por último, mes de  diciembre, realizó una magnifica sansón el célebre actor bufo Florencio Parravicini.
    1925:Este año es de poco trabajo para el Colón, pues las 
    únicas compañías de
    Teatro que han actuado en su escenarioo son: Compañías 
    nacionales de  
Blanca Modesta, Rivera -De Rosas, y da revistas de Elias Alippi; la española da revistas Messuti la dramática española de doña Lola Membrives y la itali-ana de operetas Lombardo – Caramba con Inés Liberaba. Además, se ha podido apreciar In actuación da la transformista Fátima Miris y la bailarina Felyne Verbist.

*      EL TEATRO LA OPERA: 1921-1925
1921: A partir de este año vuelve La Opera a las actividades de antes de 1915. Comienza la temporada en marzo le Compañía italiana dialectal milanesa de Cayetano Cavalli. En abril y julio actúan dos compañías líricas: la de los maestros De Angelis y Marranti, respectivamente, distinguiéndose en una y otra el barítono De Franceschi. Debuta en agosto y realiza una serie de espectáculos, la Compañía nacional que lleva por nombre Renacimiento. En septiembre, aún cuando por solo tres funciones, reanúdanse las magníficas veladas líricas de otros años con la Compañía lírica del Teatro Colón, de Buenos Aires, en laque se destacan María Barrientes, Diño Borgioli y Armando Crabbó. En el mismo mes se hace aplaudir la eximia actriz Lola Membrives y, en el mes de octubre, se presenta en escena la Compañía española de comedias Salvat - Olona y seguidamente, la de bailes Tortora
-   Valencia.
1922: Resulta este año de poco movimiento artístico. Escasas compañías desfilan por el esce­nario de La Opera; y si se exceptúan la de bailes rusos de Jean Kawesky; la Italiana i la prosa de Folco Testena (autor de la primera versión del Martín Fierro, traducida al Italia no); la lírica de Salvati - Placitelli; la española de zarzuelas del maestro Penella; las otras fueron de muy poca importancia.
Hay que agregar: dos conciertos vocales del bajo Mansueto, en septiembre y las conferencias de Monseñor D'Andrea en noviembre, que tuvieron, por su importancia, un éxito superior a toda expectativa.
1923: El acontecimiento artístico de este año lo constituyó la Compañía dramática italiana de  Darío Niccodemi, con la primera actriz Vera Vergani. Hacía muchos años que no venía a Rosario una compañía italiana de prosa de la importancia de la de Niccodemi; por lo tanto, el corto número de presentaciones fue afortunado desde el punto de vista artística y económico. Esta compañía ofreció ocho funciones en el mes de agosto. De las demás compañías que actuaron en La Opera merecen citarse: la de Camilo Qui-roga en mayo; la de los coros Ukranianos y las compañías de comedias Cobeña • Oliver, en julio; la de Vittone - Pomar, en agosto, a continuación de la de Niccodemi. y en septiembre, la española de comedias de Ernesto Vilches e Irene López Heredia.
     1924: En mayo debutó la Compañía rusa Duvan - Torzoff y en junio la Compañía Española de comedias de Ricardo Calvo. En julio actuaron los integrantes del conjunto de bailes rusos  Pawley - Dukrainsky, luego lo hizo la lírica del Colón de Buenos Aires, con los tenores Fleta, Minghetti y Crimi, la soprano Dalla Rizza, medio soprano Bezansoni, bajos Cirino v Azzolini y otros cantantes.
En agosto se realizaron cuatro conciertos vocales, dos de María Barrientos y dos de Música de Cámara con la Otein y Crabbé. Una buena temporada hizo en septiembre la Compañía española de zarzuelas del maestro Vives, que estrenó Doña Francisquita repitiéndola por 17 noches consecutivas.
En octubre y noviembre ocuparon el escenario de La Opera las compañías nacionales de Camila Quiroga y Roberto Casaux, respectivamente.
   1925: En el corriente año, aparte de las compañías de carácter secundario, actuaron en La Opera, la Compañía lírica de Marranti, en abril; en mayo la Compañía egipciana de ope­retas, y la Arte de América; en julio la de zarzuela española de Soler - Vela y la inglesa de comedias de Lloyd Davison.
Ofreció siete funciones en julio la lírica de Mocchi, con el maestro Vitale y los (añoras Minghetti y Tomassini; barítonos Cranforte y Crabbó; bajos Cirino y Passero; sopranos Dalla Rizza, Revalles, Scacciati y Salvi, medio sopranos Anitua y Gramegna El cuerpo de baile fue dirigido por Julio Sadowa, estrenándose “Cena delleBeffe”.
Después de esta compañía, hizo su rentrée la Compañía italiana de Darío Niccodemi. En agosto actuó la Compañía italiana encabezada por María Melato y el 3 de octubre realizóse la función de gala en homenaje al bicentenario de la fundación de la ciudad de Rosario1 asistiendo al espectáculo el Presidente de la Nación, doctor Marcelo T. de Alvear y el gobernador de la provincia, doctor Aldao. así como otras personalidades 2.

NOTAS:
1     En aquella época se pensaba que la ciudad había sido fundada por Francisco de Godoy, lo cual no era real ni estaba documentad fehacientemente.
2      A pesar del movimiento intenso de estos teatros rosarinos, en los últimos años consignados, dichas salas iban en lenta declinación y si bien Rosario había adquirido todo el aspecto de las grandes ciudades, perdía todo el encan­to de la vieja y culta sociedad de antaño. En  1943, El Teatro La Opera, a punto de desaparecer, fue adquirido por la institución cultural El Círculo, quien habrá de regentearlo a posteríori cambiándole el nombre por el de Teatro el Círculo.

Fuente: extraído de Libro Rosario era un espectáculo “¡ Arriba el Telón”! de Héctor Nicolás Zinni . Ediciones Del Viejo Almacén . Año 1997