Escudo de la ciudad

Escudo de la ciudad
El escudo de Rosario fue diseñado por Eudosro Carrasco, autor junto a su hijo Gabriel, de los Anales" de la ciudad. La ordenanza municipal lleva fecha de 4 de mayo de 1862

PREVENCION DEL DENGUE

A 34 AÑOS DE LAS MALVINAS

A 34 AÑOS DE LAS MALVINAS
A 34 AÑOS SON Y SERA ARGENTINAS

19 de julio- día del amigo canaya

19 de julio- día del amigo canaya
se conmenora por aniversario del fallecimiento de Negro Fontanarossa

HOMENAJE A NEGRO FONTANAROSSA

Loading...

HOMENAJE A FONTANARROSA

Páginas vistas en total

viernes, 24 de abril de 2015

SPORTIVO FUTBOL CLUB DE ALVAREZ



Investigación: Leonardo Volpe (1)Gráfica: Cristian Volpe (*2) Asesoramiento: Soccorso Volpe (*3)


Los orígenes del club Sportivo de Al­varez comenzaron cuando siete jóve­nes fueron apartados del Club Unión, por tener diferencias con el resto de los integrantes. Una de ellas fue que no estuvieron de acuerdo con la ubicación de la cancha. Una vez alejados de di­cha entidad, se juntaban en la plaza 25 de mayo a jugar a la pelota. Un día de finales de junio de 1922 pensaron que tenían que crear una nueva institución. Finalmente esa idea se concretó y el 30 de agosto de ese mismo año que­dó oficializada la fundación del club. Los siete mentores y creadores fueron Antonio y Enrique Silioni, quien fue el presidente fundador, Jovindo Medina, Emilio Feliciani, Enrique Fagotti, Diño Monza y Domingo Vignuda. Además estuvieron presentes Pedro Silioni, Raúl Bonomelli, Rodolfo y Romualdo Ianniello, Antonio Monachessi, Amé-rico Vignuda, Juan Cabrerizo, Dante Rondín y Remigio Giovannetti. La primera decisión que debieron tomar fue escoger un nombre. Se votó en­tre Independiente y Sportivo Football Club, ganando este último, que quedó de forma definitiva. Con el correr de los años se castellanizó su denomina­ción, pasando a ser Sportivo Fútbol Club. También se adoptó como propia la camiseta azul y blanca a rayas verti­cales y se eligió como protectora de la entidad a Santa Rosa de Lima, patrona de América Latina.
Sus canchas y sedes
Situó su primer campo de deportes en la manzana número 122, en terrenos linderos a la parroquia San Nicolás Tolentino. Allí permaneció por mu­chos años, hasta que el 18 de mayo de 1980 instaló su cancha en el camping Santa Rosa, ubicado en Caseros y Las Heras. En dicho predio, que tiene 500 hectáreas, cuenta con la pileta, dos canchas de tenis y una de hockey sobre césped, entre otras instalaciones. Ade­más posee una tribuna para doscientos espectadores en el campo de juego de fútbol.
Con respecto a las sedes sociales, en un principio se emplazó en Moreno e Ituzaingo, en la casa de Enrique Fa­gotti, socio fundador del club. Recién veinte años después cambió de lugar, puesto que en 1942 se ubicó en Moreno y Tucumán. Posteriormente se trasladó a Nicolás Alvarez, entre Salta y Bel-grano y luego en 1945 estuvo en Mo­reno y Salta. En 1953 alquiló un local en Alvarez y Salta y finalmente en la década de 1960 se mudó a su actual ubicación de Rivadavia 874.
Afiliación a la Liga Rosarina Amateur

Sportivo participó en los llamados torneos Relámpago, donde también jugaban equipos de Zavalla, Pérez, Soldini, Pujato, Pueblo Muñoz, Ar-minda y Pavón, pero no formó parte de ninguna liga, hasta que en 1933 solicitó afiliación a la Liga Rosarina de Fútbol Amateur. Intervino ese mis­mo año en el círculo superior, junto a Unión, el otro conjunto de la localidad de Alvarez y los equipos de Alberdi New Boys, Atlantic Sportsmen, As-cot, Calzada, Fisherton, Intercambio, Numancia, Sportivo Federal y Zava­lla. Cumplió una buena actuación, ya que se posicionó en el cuarto puesto. En veinte partidos disputados, cosechó veinticinco unidades, producto de diez triunfos y cinco empates, con la misma cantidad de derrotas. A pesar del óp­timo rendimiento que tuvo, solamente un año duró en la Liga Amateur, de­bido a que se desafilió y no volvió a participar al año siguiente.
De la Liga Independiente Alvarense a la Asociación Rosarina
Luego de desvincularse de la Liga Ro­sarina Amateur, siguió participando en los torneos Relámpago hasta que en 1941, por iniciativa de los clubes de la zona, se creó la Liga Independien­te Alvarense que albergó a elencos de Alvarez, Pujato, Fuentes, Pueblo Mu­ñoz y Arnold. En el primer certamen se ubicó segundo, a tres puntos del primero. Al año siguiente se coronó campeón del evento en forma invicta y ostentando la valla menos vencida. Al cabo de dos años la mencionada liga se disolvió y los dirigentes del club albiazul tuvieron que buscar nuevos horizontes, por tal motivo se afiliaron a la Asociación Rosarina de Fútbol. Allí Sportivo participó en 1943 en la segunda división de ascenso, donde se mantuvo hasta 1948. Tras situarse en el cuarto lugar, subió de categoría jun­to a Talleres Belgrano. En 1949 debutó en primera división, donde cumplió una discreta campaña, ya que se ubicó en el noveno puesto, sobre doce equi­pos. Al año siguiente mejoró su actua­ción y se posicionó sexto. En 1951 se convirtió en uno de los animadores del certamen, que luchó hasta al final, sin poder alcanzar la gloria, puesto que fue subcampeón, sumando 32 puntos, detrás de Rosario Central, que obtuvo 36 unidades. Entre 1952 y 1957 alternó buenas y regulares performances. Pero en 1958 volvió a ser protagonista del campeonato y nuevamente fue escol­ta, esta vez de NewelPs, que reunió 38 puntos, seis más que Sportivo. En 1959 vio otra vez frustrado su sueño de ser campeón, al ser derrotado por Central, en dos finales que definían el torneo. Luego de igualar en el primer puesto, fue necesaria la disputa de dos encuen­tros desempates. El jueves 3 de octu­bre cayó vencido en Genova y Cordi-viola por 2 a 0. Tres días después, en la revancha en Alvarez no logró rever­tir el resultado adverso y empató 2 a 2, después de estar en desventaja por dos goles. El conjunto anfitrión formó esa tarde con: Concetti; Martínez y Comba; Biancucci, Murúa y Márquez; Giamello, Víctor Rodríguez, Pulenta, Petteán y Figueroa. Si bien no consi­guió alzarse con el título dejó una gra­ta impresión y sin saberlo postergó el festejo por un año.
Campeón del Molinas
La página más gloriosa de su historia la escribió en 1960, tras coronarse cam­peón de primera división en la Asocia­ción Rosarina de Fútbol. Se consagró como el mejor de todos, tras igualar como local por 1 a 1 ante Saladillo, fal­tando dos fechas para la culminación del certamen. La campaña fue brillan­te, porque de veinticuatro cotejos, se impuso en diecisiete, empató en seis y solo fue vencido en uno. Obtuvo cua­renta puntos, anotó cincuenta goles y le convirtieron dieciocho. Sus mejores performances fueron ante Provincial (5 a 1), Sparta (4 a 1 y 3 a 0), Argen­tino (6 a 0 y 4 a 1) y Saladillo, a quien vapuleó por 4 a 0. Cabe remarcar que derrotó a Newell's por 2 a 0, con quien además igualó en dos tantos, mientras que ante Rosario Central ganó por 2 a 1 y también sufrió su único traspié, al ser abatido por el mismo marcador. El plantel que logró el trofeo Molinas estuvo integrado por: Concetti, Bian­cucci, Márquez, Bernasconi, Pulenta, J. Martínez, H. Comba, V. Rodríguez, Palacios, Duchini, A. Martínez, Ara­gón, Alvarez, A. Rodríguez, Radrizza-ni, Torres, Petteán, Lucero y Bianchi.
Posteriormente desde 1961 hasta 1969, tuvo algunas actuaciones destacadas, como por ejemplo en los campeonatos de 1962 y 1963, donde finalizó en la tercera colocación. También es menes­ter remarcar que obtuvo el campeonato Ivancich en 1964.
Décadas del 70 y 80: De los torneos Regionales hasta la 
desafiliación
La década de 1970 fue bastante fruc­tuosa para Sportivo de Alvarez, ya que además de mantenerse en la primera división de la A. R. F_ donde fue sub­campeón en 1975 y 1976, disputó d Torneo Regional cuatro veces conse­cutivas, entre los años 1975 y 1978. En todas las ocasiones fue eliminado en la segunda ronda, tras pasar la fase pro­vincial. Cabe señalar que en el equipo blanquiazul del año 78 jugó Sergio Almirón, que luego fue campeón del mundo con la selección nacional en México 1986 y también conquistó el tí­tulo argentino con Newell's en la tem­porada 1987/88. Además formó parte de ese conjunto Raúl Belén (hijo de la bruja Raúl Oscar Belén, que defendió los colores rojinegros y después se coronó campeón con Racing en 1958 y 1961), que posteriormente vistió las casacas de Newell's y Argentino, en­tre otros equipos. Finalmente lo más destacado en la década del 80 fue la participación en el Torneo Regional en 1985/86, donde no pudo pasar de la primera fase. Un año después llegaría la despedida de Sportivo en los certá­menes organizados por la Asociación Rosarina de Fútbol, ya que se desafi­lió de la entidad luego de disputar el Gobernador Molinas de 1987. A partir de 1988 comenzó a desempeñarse en la Liga Deportiva del Sur, con sede en Alcorta.

Bibliografía
 Libro Sportivo para ver, sentir y recordar (editado por los ochenta años del club en 2002), diarios La Acción de 1933, libros de actas de la Asociación Rosarina de Fútbol, diario Crónica de Rosario (noviembre de 1960) y diario La Tribuna (noviembre de 1960). Agradecimiento especial por el material apor­tado a la Asociación Rosarina de Fútbol y a Miguel Martínez, jefe de prensa de dicha ins­titución.

(*1) Periodista deportivo
(*2) Diseñador gráfico
(*3) Licenciado en antropología
Consultas en Internet: leovolpe81@yahoo. com. Ar
 http:Aarhus.es.tl/
/

Fuente: Extraído de la Revista “ Rosario, su Historia y Región” Fascículo Nº 81 de Diciembre de 2009


 

A TRES AÑOS DE LA TRAGEDIA DE SALTA 2141

A TRES AÑOS DE LA TRAGEDIA DE SALTA 2141