Escudo de la ciudad

Escudo de la ciudad
El escudo de Rosario fue diseñado por Eudosro Carrasco, autor junto a su hijo Gabriel, de los Anales" de la ciudad. La ordenanza municipal lleva fecha de 4 de mayo de 1862

PREVENCION DEL DENGUE

Páginas vistas en total

martes, 26 de mayo de 2015

Una broadcasting cerealista




     LT3 Radio Cerealista sería pionera de la radiodifu­sión en Rosario, aun cuando sus orígenes estarían ligados inicialmente más a los intereses de un fuerte sector agrario regional —el nucleado primero en el Centro de Acopladores y luego en su sucesora, la Sociedad Rural de Cerealis­tas- que a lo artístico. La necesidad de informar a los acopiadores de granos y al espectro relacionado con la co­mercialización de cereales, hizo que en los primeros años de la década del 20 la institución considerase la posibilidad de transmitir boletines que hicieran conocer las cotizaciones diarias de las principales bolsas de cereales del país e in­cluso del exterior.
Aquella broadcasting, que emitía sus informa­ciones primero desde Maipú 836, donde se emplazaba en el edificio de la Sociedad Rural de Cerealistas, luego desde Santa Fe 1270 y posteriormente desde Presidente Roca 770, contaba con un transmisor de 10 Kw, que resultaba suficiente para que las emi­siones fueran recibidas en las localidades cercanas a Rosario, en la cuenca agropecuaria. Inaugurada el 26 de marzo de 1924 como F2, tendría luego como característica la sigla LOG tres años después hasta definirse, en 1928, como LT3 Radio Cerealista de Rosario.
Ante la necesidad de paliar de alguna manera el costo de las transmisiones, la Sociedad de Cerealistas eva­luó la posibilidad de aprovechar el segmento vespertino para incluir una programación artística pasible de ser comercializada. A esto se su­mó que la instauración de las primeras normas de reglamentación de la radiofusión obligaba a las emisoras a la inclusión de programas mu­sicales, culturales, etc. De esta manera, comen­zó para la emisora una programación cotidiana fija.
Muchos de aquellos programas, en ese período entre 1930 y 1960, pero sobre todo a partir de 1940 en adelante, iban a convertir­se en notables sucesos populares, transformando en ídolos a locutores, conductores y actores, además del éxito que obtendría otro producto radial de las mismas décadas: el radioteatro.
Después de un período de concesionamiento que duraría hasta 1937 —año en que LT3 se traslada a los altos de Córdoba 1154, en el terreno que ocuparía luego uno de los cines tradicionales del centro de Rosario, el Radar-, la entidad cerealista retorna al manejo de la ra­dio y lo hace hasta 1953, cuando la emisora es adquirida por la Editorial Haynes de Buenos Aires, propietaria también en la década del 50 de una de las radios de alcance nacional: LR1 Radio El Mundo de Buenos Aires. Para 1950, LT3 había quedado ins­talada en Balcarce 840, en el edificio que aún ocupa en la actualidad.

Por LT3 pasarían -como en las otras radios de la ciudad- las orquestas y solistas de tango y jazz de ese período, del mismo modo que lo harían cancionistas y cantores. Sin embargo, como sus rivales rosarinas, la antigua Radio Rural de Cerealistas iba a contar con algo permanente y distintivo: un trío estable de guitarras, integrado por Ju­lián, Peralta y Pafundi, del mismo modo que LT8 y LT2 tendrían a Velázquez, Taverner y Abreu o a Carnevale, Améndola y Miranda.

Fuente: Extraído de la colección  “Vida Cotidiana – Rosario ( 1930-1960) Editada por diario la “La Capital