Escudo de la ciudad

Escudo de la ciudad
El escudo de Rosario fue diseñado por Eudosro Carrasco, autor junto a su hijo Gabriel, de los Anales" de la ciudad. La ordenanza municipal lleva fecha de 4 de mayo de 1862

PREVENCION DEL DENGUE

Páginas vistas en total

miércoles, 3 de diciembre de 2014

LAS REVISTAS DE LA ETAPA PRE UNIVERSITARIA



    Las revistas de investigación que se editaban con anterioridad a la de las facultades rosarinas de la UNL, en 1920, eran tres, y pertenecían a las primeras asociaciones de profesionales liberales conformadas en la urbe: la de Médicos, la de Escribanos, y la de Contadores y Calígrafos, en la que participaron futuros profeso­res de las carreras rosarinas. El Círculo Médico de Rosario fue creado en 1910. Sus flamantes autoridades observando que la ciudad contaba con cinco hospitales, con no menos de treinta servicios clínicos, y que además se proyectaba la construcción de un policlínico escuela, como paso previo a la instalación de una facultad, decidió publicar una revista científica que recogiera ese caudal de experiencia, producto de la observa­ción y el estudio aspirando, además a alcanzar un nivel científico acorde con la institu­ción superior a crearse. Otra finalidad, muy entendible en una sociedad de inmigración constante, fue la de contribuir al conocimiento de la labor particular de cada médico posibilitándole hacer conocer y difundir sus estudios e investigaciones, en Rosario, el país o el extranjero. En sus comienzos la Revista Médica de Rosario estuvo dividida en las siguientes secciones: "Trabajos originales", "Revistas críticas" y "Análisis biblio­gráficos". La primera de ellas reunía las investigaciones experimentales en el medio, previamente presentadas en las sesiones del círculo en forma de comunicaciones, siendo tres las áreas predominantes: las enfermedades infectocontagiosas, la Pediatría y las prácticas quirúrgicas. Pronto cumplió su cometido de integración y vinculación científica difundiendo la actividad de sociedades, instituciones, seminarios y confe­rencias. Debido a su reputación, a ella llegaron colaboraciones de distintas provincias argentinas y de ciudades latinoamericanas. Participaron en la dirección de la revista los doctores Clemente Alvarez, Artemio Zeno, Teodoro Fracassi, Pedro Rueda, Camilo Muniagurria y Esteban Manzini, entre otros.''
Estos profesionales ampliamente reconocidos por su labor profesional y docente en Rosario serían artífices de la futura Facultad de Ciencias Médicas, la que abrió sus puertas en 1921. A partir de allí quedará explicitado que la mayoría de los colaboradores eran docentes de esa casa, situación que fue especialmente destacada en los encabezados de los artículos donde con el orgullo propio de pertenecer acadé­micamente a una institución educativa nacional, que otorgaba legitimidad y prestigio social, se señalaba departamento, área o cargo de cátedra. La revista aparecía seis veces al año y su suscripción se pagaba adelantada por año. Un editorial de marzo de 1926 dio a entender que se podía caer en el riesgo de quedar limitada a un mero archivo de producción médica local si no se reflejaba además la vida profesional en sus múltiples aspectos, entre ellos la enseñanza universitaria, por lo que invitaba a los consocios a escribir también sobre esos temas.10 Por su parte los directores de la revista dieron cabida en sus páginas a la actividad académica de la Facultad, la parti­cipación de sus profesores en simposios, encuentros, jornadas, y congresos; cróni­cas de colaciones de grados; las alocuciones dirigidas a los egresados; los concursos para el nombramiento en cargos vacantes, la actividad del Centro de Estudiantes de Medicina, y la modificación de los planes de estudios de la carrera."
El Colegio de Escribanos de Rosario, al igual que el Círculo Médico, nació
con el centenario de la Revolución de Mayo, en 1910. Tres años más tarde comenzó a  editar la Revista del Foro y Notariado, que incorporó material de inicies práctico para los curiales rosarinos pero al mismo tiempo artículos jurídicos12 que de alguna manera continuaban con la tradición local de producir conocimiento jurídico de relevancia13 y de peticionar, infructuosamente, para que la Facultad de Derecho de Santa Fe de la Universidad de Santa Fe dictara cursos en Rosario. En 1919 organizó mi certamen jurídico notarial y cesó de aparecer en diciembre del año siguiente.14
En marzo de 1919 se publicó el primer número de la revista Hacienda y Administración, del Centro de Contadores y Calígrafos Públicos, de aparición mensual. La misma fue dirigida por  Carlos J. Ghirardi. Entre sus propósitos se encontraba el de comprender los cambios internacionales y nacionales provocados por la Gran Guerra que acababa de finalizar, y fundamentalmente el de tratar aspectos que hacían al perfeccionamiento del sistema contable, y de la contabilidad del Estado, sirviendo de "tribuna" a los asociados, a los estudiantes de la Escuela Superior de Comercio y de los intelectuales y estudiosos que desearan cooperar con ese anhelo. En  sus páginas escribieron quienes serían autoridades académicas y profesores de la FACECYP, y especialistas de distintos puntos del país. Uno de los elementos que reafirma la íntima vinculación de los socios del Centro de Contadores y Calígrafos con la futura facultad fue la prédica a favor de los estudios superiores del comercio, citando la experiencia italiana y alemana.15 Al cumplir la revista su primer aniversario una editorial subrayó la vocación universitaria que alentó sus orígenes: "No respon­día nuestra empresa a las solicitaciones del medio sino que fue nuestro intento fundar en la sociedad cartaginesa el espíritu universitario... Fue preciso vencer la asfixiante Indiferencia que caracteriza nuestro medio para publicaciones de esta índole".16 
En el tiempo que se estableció la FACECYP, la revista atravesaba con severos problemas presupuestarios para mantener los contactos logrados con profesionales y casas de estudio de América y Europa, los que llegaron a ser puestos al servicio de la flamante casa de estudio. "Nuestra revista vincula nuestra joven Facultad con lo más representativo del pensamiento en el campo de las Ciencias Económicas".17


Notas
7     Boletín de la Universidad del Litoral, año I, tomo I, números 2,3 y p.431
8     BUCHBINNDER, Pablo, ob Cit, p 98.
9     Raffo Alejandra, La "Revista Médica del Rosario" como expresión de una nueva intelectualidad m (1910-1920), en la Revista Médica de Rosario. Número 71, pág 91 -97, Rosario, 2005.
10  Revista Médica del Rosario, órgano del Círculo Médico. Año XVI, marzo abril de 1926, N" 2.
11  Ibidem. Relevamiento de los años XV al XX.
12  Di Mario Miguel Angel, Orígenes y evolución del notariado en Rosario, del Colegio de Escribanos de la provincia de Santa Fe, Imprenta Salesiana San José, Rosario, 1996, p. 39,
13  De Marco (h) Miguel Angel, La Facultad de Derecho de Rosario y la persistencia de una tradición jurídica secular vinculada al desarrollo regional, ob. Cit..
14  Revista del Foro y Notariado, año VI, Serie A. Rosario de Santa Fe, mayo, tomo VI, N" 68-69.
15  Hacienda y Administración, Revista Mensual del Centro de Contadores y calígrafos públicos. Año I N"3. mayo de 1919
16  Ibidem, 1 N. 8-10-, Agosto septiembre de 1919, p. 79.
17  Ibidem, p. 80.

Fuente: Extraído del Libro “ Ciudad Puerto- Universidad y Desarrollo Regional,  Rosario 1910-1968” Autor : Miguel Ángel De Marco (h) Editado en diciembre 2013