Escudo de la ciudad

Escudo de la ciudad
El escudo de Rosario fue diseñado por Eudosro Carrasco, autor junto a su hijo Gabriel, de los Anales" de la ciudad. La ordenanza municipal lleva fecha de 4 de mayo de 1862

PREVENCION DEL DENGUE

A 35 AÑOS DE LAS MALVINAS

A 35 AÑOS DE LAS MALVINAS
A 35 AÑOS SON Y SERA ARGENTINAS

19 de julio- día del amigo canaya

19 de julio- día del amigo canaya
se conmenora por aniversario del fallecimiento de Negro Fontanarossa

HOMENAJE A NEGRO FONTANAROSSA

Loading...

HOMENAJE A FONTANARROSA

Páginas vistas en total

viernes, 24 de junio de 2016

La Historia de NOB en el Parque Independencia

por Leopoldo Volpe; Cristian Volpe; Socorro Volpe





Sus reductos antes del parque

Antes de instalarse en el Parque de la Independencia, Newell's situó su cam­po de deportes en otros lugares de la ciudad. Tras elaborarse el acta funda­cional de la institución, en la primera asamblea de la comisión directiva en 1905 se presentaron dos proposiciones para la ubicación de la cancha. La pri­mera fue realizada por el doctor Clau­dio Newell, que propuso un terreno en inmediaciones del entonces barrio de los Talleres, en tanto Armando Ginoc­chio sugirió un predio ubicado en cer­canías de la penitenciaria y el Parque de la Independencia. En este último contaría con una concesión gratuita por dos años, otorgada por su dueño, un tal Moroni. Ginocchio expuso que el estado del terreno era óptimo, pero que el tranvía pasaba a cuatro cuadras del lugar y añadió que el sitio carecía de agua corriente, por lo que sería un gasto para el club la instalación del suministro del vital servicio. Al ter­minar el cónclave se decidió posponer la elección hasta la próxima reunión. Posteriormente le ofrecieron un am­plio terreno situado en proximidades del hipódromo de Sorrento, pero las autoridades no lo aceptaron. En defi­nitiva se optó por la propuesta presen­tada por Newell y la entidad rojinegra ubicó su campo de deportes en la in­tersección del bulevar Avellaneda y la calle Humberto Primo, en inmediacio­nes del stand del Tiro Federal y al lado de la cancha del club homónimo. El alquiler fue por dos años, a un valor de treinta pesos mensuales. El club cons­truyó una humilde casilla de madera, que ofició de vestuario para los juga­dores y colocó un alambrado perime-tral bordeando el campo de juego. Allí permaneció por poco tiempo, luego en 1908 se mudó al barrio Vila (hoy ba­rrio Belgrano). El por entonces inten­dente municipal, Nicasio Vila donó un predio ubicado en Provincias Unidas, entre San Luis y Rioja. Por tal motivo Newell's instaló su nueva cancha en ese lugar. Antes de asentarse fueron necesarios trabajos de nivelación del terreno, que llevaron a cabo empleados de la Municipalidad. Finalmente el 9 de febrero se efectuó la fiesta de inau­guración. Uno de los problemas que se les suscitó a los directivos rojinegros fue que el campo de juego estaba bas­tante alejado del centro de la ciudad y eran pocos los trasportes que hasta ahí llegaban.

Ñuls llega al parque



Corrían los primeros meses del año 1911 cuando los dirigentes del club ro­jinegro, gracias a las gestiones del doc­tor Claudio Newell y de su presidente por ese entonces, el señor Humberto Semino, consiguieron una concesión otorgada por la Municipalidad de Rosario en unos terrenos ubicados en el Parque de la Independencia, donde previamente se había situado la quin­ta Tiscornia. En ese lugar, cercano al hipódromo y al laguito, asentarían su nueva cancha. En el mencionado sitio comenzaron con la construcción de una tribuna de madera techada que se ubicaría a espaldas de la avenida Ovi­dio Lagos. La obra, que estuvo a car­go de la empresa John Wright y Cía, tardó algunos meses en concertarse. Poco antes de terminarse de construir los transeúntes que pasaban por el lu­gar miraban con admiración y satis­facción desde lo alto de la montañita cómo se erigía la nueva tribuna, que se inauguraría algunos días después. Se fijó como fecha de inauguración el 23 de julio, pero ese día Ñuls debía medirse ante Provincial, por la Copa Vila. Alejandro Berruti, presidente de la Liga Rosarina de Football propuso la suspensión de dicho encuentro para que Newell's pudiera tener su fiesta de apertura del nuevo estadio. Pese a la oposición tenaz de los directivos del club rojo, luego de varias deliberacio­nes se decidió posponer el cotejo entre Newell's y Provincial. Confirmada la fecha en que se llevaría a cabo el es­treno del nuevo field, se organizó una gran fiesta para celebrarlo. El sábado 22 arribó a nuestra ciudad la delega­ción del club Porteño, que sería el rival de turno del cuadro leproso. Los juga­dores visitantes fueron agasajados con una comida, además el domingo por la mañana se los llevó de paseo por la ciudad en el tranvía Blanco de la em­presa de trasportes, reservado para las ocasiones especiales. Finalmente el domingo 23 de julio se desarrolló la ceremonia de inaugu­ración, que contó con la presencia de numeroso público que asistió al acon­tecimiento. Los espectadores ingresa­ron al estadio por la puerta que estaba situada en la esquina de Pueyrredón y Cochabamba.

Para la ocasión se efectuó un partido amistoso que comenzó a las 14.50 ho­ras y fue arbitrado por Alberto Olavarría Le Bas. El encuentro se hizo ne­tamente favorable al elenco visitante, que tenía el viento a favor. A los 25' Marqués abrió el marcador, luego de un tiro de esquina. A los 36' el mismo jugador anotó el segundo tanto para su equipo. Cuatro minutos después lo­graría una nueva conquista, que nació de un error de Torelli, que dio un mal pase atrás, provocando la salida del guardameta leproso Dellacasa, que al chocar con Hamblin, dejó el arco des­guarnecido, la acción la completó el delantero porteño Poulsen que con un suave disparo mandó el balón al fon­do de la red. Con ese gol concluyó el primer período. En el complemento fue Newell's quien tuvo el viento a su favor, sin embargo el trámite del cotejo le siguió siendo desfavorable. A los 10' y 30' respectivamente Marqués señaló dos tantos más para completar la go­leada con que finalizó el encuentro, en el cual Porteño logró imponerse por 5 a 0. El anfitrión salió al campo de jue­go con: Juan Dellacasa; Tomás Ham­blin y Rafael Bordabehere; Martín Redin, Caraciolo González y Antonio Torelli; C. Hollamby, Manuel Paulino González, Faustino González, Cayeta­no Blotta y Hugo Mallet. Una ausencia importante que tuvo Newell's esa tarde fue la de José Pinoto Viale, figura del equipo por ese entonces, que no pudo jugar, por tal razón lo reemplazó un joven futbolista de la cuarta división, llamado Cayetano Blotta (1). Mientras que la alineación visitante se compuso con: J. J. Rithner; P. Rithner y C. Galup Lanús; A. Galup Lanús, D. Bacigalup-pi y B. Berizzo; E. Galup Lanús, M, Genoud, A. Marqués, V. Poulsen y A. Cordero. A pesar de la derrota la fiesta no se empañó y fue todo un éxito en concurrencia. Muchas familias asistie­ron al histórico evento. A partir de ese día Newell's pasó a for­mar parte de la fisonomía del parque, ya que se asentó allí para quedarse, para tomarlo como propio. En ese escenario escribió páginas doradas a los largo del tiempo y forjó a grandes jugadores. Con el correr de los años se fueron amplian­do las instalaciones hasta llegar a tener el aspecto que hoy posee.

Inauguración de las populares



El domingo 26 de abril de 1925 el Club Atlético Newell's Oíd Boys inauguró unas tribunas populares de tablones con armazón de hierro, que daban a es­paldas al palomar y contaban con alre­dedor de quince escalones. Asimismo ese día se organizó un encuentro amis­toso ante Colón de Santa Fe, en el cual se impuso el elenco rosarino por 3 a 1.

Inauguración de la tribuna de la visera


En 1929 se desmanteló la antigua es­tructura de madera, que ofició hasta ese año como tribuna oficial. Luego de ser desarmada fue vendida al Club Atlé tico Provincial, que la instaló en su campo de juego. En su lugar se cons­truyó la tribuna de la visera, que fue la primera de cemento que tuvo el club. Fue proyectada y edificada por la pres­tigiosa firma rosarina Ferrarese Hnos. y Cia (2).

El primer partido que se disputó con la nueva tribuna techada fue el que llevaron a cabo los seleccionados de Rosario y Buenos Aires el jueves 9 de mayo. Dicho cotejo se organizó con motivo de recaudar fondos para la construcción de un local propio para la Liga Rosarina de Football. Cabe re­marcar que el combinado rosarino se impuso por 2 a 0, con goles de Scaroni y Barreiro. Posteriormente el domingo 12 de mayo, Newell's Oíd Boys jugó en su estadio ante Sparta, a quien venció por 3 a 1, con tantos de Azurmendi (2) y Murúa, mientras que Borio anotó para el elenco derrotado. De todas formas la inauguración ofi­cial se efectuó el 26 de mayo de 1929, con motivo de la celebración se prepa­ró ese día una gran fiesta, donde hubo un desfile, encabezado por la banda musical del cuerpo de bomberos. Ade­más estuvieron presentes representan­tes de los distintos clubes que partici­paban en la Liga Rosarina. Luego se preparó un encuentro de fútbol entre el anfitrión y Boca Juniors, invitado para el evento especial. Bajo el arbitraje de Juan Rota, los elencos formaron de la siguiente manera. El cuadro rojinegro lo hizo con: José Serena; Fermín Le-cea y Natalio Molinari; Alfredo Cha-brolín, Cataldo Spitale y Julián Sosa; Rogelio Paz Murúa, Valentín Ercole, Walter Haumuller, Manuel Azur­mendi y Agustín Peruch. Mientras que los xeneises alistaron a: Merello; Mut-tis y Estrada; Médice, Fleitas Solich y Moreiras; Penella, Kuko, Tarascone, Cherro y J. Evaristo. El puntapié ini­cial estuvo a cargo de la señorita Mar­garita Semino.

Rápidamente el trámite del encuentro se tornó netamente favorable al con­junto boquense, que abrió el marcador mediante un cabezazo de Kuko, algu­nos minutos después Penella amplió la ventaja. En la segunda parte Tarascone con un soberbio remate estableció el 3 a 0 final. A pesar de la dura derrota del local, no se vio opacada la celebración de la inauguración de la nueva tribu­na, que aún en nuestros días se puede contemplar, ya que mantiene la facha­da original. Es la platea oficial, que fue testigo de innumerables jornadas fut­bolísticas rojinegras, que vio a gran­des jugadores comenzar su carrera, también presenció alegrías y tristezas, y que el 22 de diciembre de 2009 (80 años y casi 7 meses después) se la bautizó con el nombre de Gerardo Martino, jugador con más presencias con la camiseta de Nuls en torneos de A.F.A.

Torres de iluminación

El 16 de diciembre de 1933, Newell's inauguró la iluminación de su cancha con seis torres y sesenta y dos reflectores. Ese día derrotó en un cotejo amistoso a Beigrano de Córdoba por 3 a 2.


Personalidades que visitaron la casa de Newell's en el parque


El estadio de Newell's Oid Boys en el Parque Independencia recibió la visita de distintas personalidades destacadas, entres las más recordadas se encuentran las que realizaron Carlos Gardel en 1934, Lisandro de la Torre en varias ocasiones, Juan Domingo Perón en 1944, con motivo de la inauguración del Hospital Ferroviario y Diego Armando Maradona en 2004 (recordemos que además jugó en Newell's cinco partidos oficiales y dos amistosos entre 1993 y 1994).

Fuente: Extraídio de la Revista “Rosario, Su Historia y Región “ . Fascículo N.º 96 de Mayo de 2011.- Fascículo N.º 151 de Mayo 2016


A CUATRO AÑOS DE LA TRAGEDIA DE SALTA 2141

A CUATRO AÑOS DE LA TRAGEDIA DE SALTA 2141