Escudo de la ciudad

Escudo de la ciudad
El escudo de Rosario fue diseñado por Eudosro Carrasco, autor junto a su hijo Gabriel, de los Anales" de la ciudad. La ordenanza municipal lleva fecha de 4 de mayo de 1862

PREVENCION DEL DENGUE

A 35 AÑOS DE LAS MALVINAS

A 35 AÑOS DE LAS MALVINAS
A 35 AÑOS SON Y SERA ARGENTINAS

19 de julio- día del amigo canaya

19 de julio- día del amigo canaya
se conmenora por aniversario del fallecimiento de Negro Fontanarossa

HOMENAJE A NEGRO FONTANAROSSA

Loading...

HOMENAJE A FONTANARROSA

Páginas vistas en total

lunes, 1 de agosto de 2016

SALADILLO: UN BARRIO-CIUDAD





Como ningún otro barrio, Sala­dillo muestra situaciones contra­dictorias y opuestas: el río y la ciudad: canillas públicas al lado mismo del Paraná; zonas verdes estructuradas en amplias veredas y barrancas salpicadas de árboles; plazas delimitadas por calles prolijámente pavimentadas (O'Higgins y Las Heras) y sinuosas calles de tierra que orillan el antiguo lecho del brazo norte del arroyo y que denominadas Avenida Argentina y Avenida Fausta —esta última en homenaje a la esposa de Manuel Arijón, el pionero— se unen con pequeños puentes salvando el zan­jón que quedó de lo que fuera el arroyo.

Pero estas no son las únicas diferencias. También se verifican en las gentes que viven en el barrio, descendientes de los inmigrantes polacos, rusos, yugoslavos e italia­nos, y los nativos llegados funda­mentalmente de las provincias li­toralenses. Los primeros configu­ran el proletariado industrial y los segundos la permanencia de los antiguos oficios del rio. Extraña conjunción de mazurcas y de chamamés que mantienen vigentes a las culturas originales.

Si alguna de las calles orienta­das de este a oeste es recorrida desde Avenida San Martín —limite del barrio— hasta el río, se pueden reconocer los distintos sectores so­ciales que componen una ciudad: desde viviendas de varias plantas realizadas con materiales costosos hasta los ranchos de adobe sobre la costa del río; desde coches lujo­sos hasta los carritos tirados a ma­no; desde comercios sofisticados de electrodomésticos hasta la ven­ta de lombrices. Si la calle que se recorre es Anchorena se pueden ver árboles de naranjos cubiertos de fruta amarga... Porque todos los elementos presentes en una ciu­dad están en Saladillo.
Fuente: Extraído de la revista “Rosario, Historias de aquí a la vuelta”. Fascículo Nº 15  de Julio 1991. Autores: Sandra A. Bembo-Nelly I. Sander de Foster – Marisa Richa

A CUATRO AÑOS DE LA TRAGEDIA DE SALTA 2141

A CUATRO AÑOS DE LA TRAGEDIA DE SALTA 2141