Escudo de la ciudad

Escudo de la ciudad
El escudo de Rosario fue diseñado por Eudosro Carrasco, autor junto a su hijo Gabriel, de los Anales" de la ciudad. La ordenanza municipal lleva fecha de 4 de mayo de 1862

PREVENCION DEL DENGUE

Páginas vistas en total

martes, 22 de febrero de 2011

ROSARIO, LA TIERRA PROMETIDA

En 1900 el municipio realizó el primer censo local. La historiadora Agustina Prieto analiza el contexto y los usos publicitarios que se dieron a los resultados

Por LISY SMILES <

Hace 110 años Rosario tuvo su primer censo municipal. La ciudad seguía creciendo de la mano de la inmigración: tenía 112.461 habitantes. Lejos de 1a
desconfianza la llegada de los 900 censistas a los domicilios fue todo un acontecimiento. Tras la encuesta los resultados fueron volcados en un libro que hoy es un verdadero mapa de época.  La progresista Rosario debía ser exhibida  como una especie de “tierra prometida” y la estadística era la herramienta.
Así el Presidente del censo de 1900 Arturo Zinny decía: "El municipio del Rosario de Santa Fe, por su clima y por la estructura geológica de su suelo, es una de las comarcas del globo más favorecidas por la naturaleza (...).  A ella fluyen los hom-
bres inteligentes y laboriosos de todas que buscan a la par que la libertad de trabajo y de conciencia, facilidad y bienestar”.

El fragmento es parte de la publicación del censo de 1900. Un libro que no sólo brinda los datos duros en cuanto a población, industria y comercio en la ciudad, sino que describe con textos y fotos cómo era Rosario en esa época.
Tras una idea claramente enrolada en la modernidad, el censo llegó de la mano del intendente Luis Lamas y como un reclamo de la flamante Oficina de estadística del municipio.  "Por entonces la idea clave era saber para cuántos se gobernaba  sus características", explica la historiadora Agustina Prieto. Pero no sólo había un interés demográfico, también económico "estaba la cuestión impositiva
un censo sirve para saber quién paga y quién no".
La riqueza interpretativa de primer censo municipal en Rosario impresiona Los gobernantes de la Rosario de 1900 sabía que en el desarrollo de la ciudad la clave era el aporte inmigratorio y la inversión, dos ejes que provenían del exterior. Con
lo cual un censo no sólo servía internamente sino hacia el exterior. Su publicación buscaba publicitar la ciudad.
  “De hecho – detalla Prieto- el libro sobre el censo de 1900 se repartió en los consulados y embajadas”

¿ Por que es importante el censo de 1900?
El primer censo llegó justo en el momento en que la ciudad  estaba pasando por un buen momento,  había cierto engolosinamiento. Los registros anteriores refieren  a censos nacionales y provinciales. Este es el primer censo municipal, que junto a otros dos sigue el tema de manera particular. En 1895 y 1914 se realizan encuestas nacionales y en ese lapso aparecen tres municipales. Fue claramente una política de Estado que se mantuvo más allá de los intendentes que se alternaron en el poder.

- En la fundamentación aparece que la presión del área de Estadística fue clave para su concreción.
Sí, pero también tuvo que ver con una batalla que se dio contra la iglesia y con la necesidad de tener un registro civil. El primero que intenta poner un registro de nacimientos, matrimonios y muerte fue Nicasio Oroño, en 1868 pero no logró. El 87 con la epidemia de cólera la Municipalidad pide que haya un registro civil
y eso se logra un poco después también lo que se hace es crear una oficina para recopilar datos estadísticos. El argumento que no se puede gobernar si no
se tiene un registro de cuántos habitantes hay cómo viven. El censo 1900 viene enmarcado en un debate que abarca toda la primera mitad del siglo XIX, la etapa de construcción del Estado nacional, que es el debate sobre quien tiene el registro de la población. Durante toda la etapa colonial lo tuvo la iglesia, y la iglesia intenta mantener esa prerrogativa. Por eso los dos primeros censos nacionales (1869 y 1895 tienen ese objetivo, saber cuántos son, para cuántos hay que pensar medidas de gobierno, porque además la otra cosa que permite saber un censo es cuántos son los que tienen que pagar impuestos. Porque para establecer la base impositiva hay que tener idea de cuántos son, que era lo que quería saber el Estado moderno.

- ¿ Desde entonces a los evasores no les caen demasiado bien los censos?
- No, para nada.

- ¿Se pagaban impuestos en 1900?

- Sí tasas por ejemplo. El censo menciona la cantidad de compañías exportadoras e importadoras que hay, también el número de fábricas y talleres. Pero no trae el desagregado de ese dato. En el caso de las importadoras y exportadoras dice que solamente pudieron obtener datos de una cifra inferior a la cantidad de empresas, y que de ellas les abrieron las puertas sólo unas pocas para responder al censo. Entonces, sobre eso datos el censista especula sobre no los recibieron . Y yo creo que esa negativa tuvo relación directa con la evasión.

--Una diferencia en cuanto al contexto de aquel censo y el actual es que por entonces era orgullo ser censista.

-Tal cual, si se consulta la lista de los censistas, ¡por ejemplo del centro, están los apellidos más caracterizados de la sociedad rosarina de ese momento.  Era una cuestión honoraria. Y por lo que se lee en las crónicas de época la población tuvo una actitud de colaboración. A modo de agradecimiento el intendente Larnas mandó acuña medallas para ellos.

-En la publicación que se hace del censo no solo se incluyen los datos estadísticos sino también descripciones y especulaciones.


-Sí- absolutamente. Había una intención propagandística. La idea era publicitar la ciudad.
Este censo de 1900 es muy optimista. Hay un párrafo donde dice que Rosario es excepcional, que hay pocas ciudades que hayan crecido tanto. Es una especie de guía turística con información estadística pero está destinada a que aquel que
Quiera conocer la ciudad  venir a trabaja, lo haga Hay una lectura muy auspiciosa de la ciudad. Y por eso su lectura tiene que ser cuidadosa. ,

-¿Algún censo quedó invalidado por una polémica?
- Si, el censo municipal de 1926 . No se oficializó. Una de las hipótesis es que hipótesis es que ese censo infló la cantidad de habitantes. Los que la cifra había sido inflada a propósito para aumentar la bancas en el Concejo Municipal. Fue una especulación , pero lo cierto es que ese censo nunca se aprobó.

-¿Qué idea de ciudad da el censo de 1900?
-De su lectura y de su espíritu surge una ciudad donde mucha gente no vivía bien, incluso la que tenía recursos, porque había problemas graves como
lo sanitario, pero era una ciudad donde la mayor parte de la
gente tenía expectativa de que se podía pegar el salto. Algo que ya no se vio con tanto énfasis en el siguiente, también municipal, de 1906. Es que entre 1901
y 1906 hubo muchos conflictos sociales, algunos muy violentos como la muerte del primer obrero en Argentina (Cosme Budislavich), la huelga general que le sucede a eso, huelgas portuarias en el verano de 1901 y 1902, las protestas por el descanso dominical en 1904 donde hubo un muerto, hecho que disparó una
movilización muy importante y una represión gravísima donde mueren cuatro personas más.
De hecho, en el censo de 1906 por primera vez se vislumbra que la desocupación es un tema que preocupa. En ese censo hay más prudencia en la descripción de la ciudad.

Gentileza: Artículo  Publicado en el diario La Capital  en la sección Señales del 24 de Octubre de 2010