Escudo de la ciudad

Escudo de la ciudad
El escudo de Rosario fue diseñado por Eudosro Carrasco, autor junto a su hijo Gabriel, de los Anales" de la ciudad. La ordenanza municipal lleva fecha de 4 de mayo de 1862

PREVENCION DEL DENGUE

A 35 AÑOS DE LAS MALVINAS

A 35 AÑOS DE LAS MALVINAS
A 35 AÑOS SON Y SERA ARGENTINAS

19 de julio- día del amigo canaya

19 de julio- día del amigo canaya
se conmenora por aniversario del fallecimiento de Negro Fontanarossa

HOMENAJE A NEGRO FONTANAROSSA

Loading...

HOMENAJE A FONTANARROSA

Páginas vistas en total

viernes, 16 de diciembre de 2016

La defensa de los mercados internos y las producciones region

Por Miguel A. De Marco H.

En 1932, Augusto Vogler rindió su tesis doctoral sobre La industria azucarera, en la que sostuvo, que el proteccionismo como tendencia en ascenso desde 1914 había provocado una sensible disminución de valores en el monto del comercio mundial que para contrarrestar esta situación era necesario establecer un sistema de tratado y se avanzara hacia el libre cambio, como vía necesaria para la construcción económica internacional. Vogler, futuro director de la Escuela Superior de Comercio a la caída del peronismo, se manifestó crítico con la política marcadamente proteccionista" adoptada por el gobierno revolucionario que asumió el control del país a partir de la revolución del 6 de septiembre del 1930, porque de esa manera se revertía una tradición librecambista: "Este sistema para un país como el nuestro, que
necesita de la conquista de los mercados extranjeros para la colocación de productos agrícola ganaderos, no responde a las necesidades de nuestra economía, porque con ello perderá, como ha sucedido ya, algunos de los mercados de consumo de nuestros productos.” Haciendo referencia a la política aduanera con referencia al azúcar señalaba que de una protección simplemente fiscal, se había pasado a una moderadamente proteccionista, acentuadamente proteccionista y ultra proteccionista, lo que en su pensamiento había perjudicado en primer término al consumidor y a la provincia de Tucumán como centro de producción "antieconómica" del azúcar en el país, porque "el cultivo de la caña había desplazado de esa provincia a todos los otros cultivos45 afectando el dinamismo de la producción .46
También en el mismo año se rindieron dos tesis para optar al grado de doctor en Ciencias Económicas sobre industrias que tenían oficinas comercializadoras en Rosario: la yerbatera y la vitivinícola. Enrique Stein Couzier, se refirió aLa yerba mate y ¡apolítica comercial argentina. En el trabajo proponía una "protección moderada" de la yerba mate nacional argumentando que los capitales invertidos en Misiones por los plantadores a instancia del gobierno nacional debían ser salvados; que la producción nacional en poco tiempo más haría disminuir el precio de este producto que se encontraba subordinado al monopolio de hecho de Brasil y porque se debía preservar la fuente de trabajo de 25 mil empleados de la industria. 47
Las distintas páginas de la investigación de Stein Couzier, hijo de una familia dedicada a la molienda y fraccionamiento de yerba, encierran presupuestos comunes a la mayoría de los tesistas del período. El proteccionismo era un mal menor que se debía aplicar transitoriamente de acuerdo a los necesidades del momento Y el ultraproteccionismo directamente algo "repudiable", evidenciando una marcada confianza en que la calidad de los productos primarios argentinos eran el punto fuerte de la competencia en el comercio exterior, y que en el caso de la Yerba Mate sintetizaba el esfuerzo y la inversión del capital nacional en la construcción de los molinos Yerbateros ("los mejores del mundo") y ofrecer un producto de calidad superior al Producido en los Estados de Santa Catalina y Paraná, en Brasil, pero más caro. El proteccionismo moderado entonces también tenía el carácter económico y social, sanitario. En especial, para la elite liberal dirigente de Rosario, donde radicaban su sede central empresas como Stein Couzier y Martín y Cia., las plantas de sus molinos industriales y desde donde se administraba un emporio que se extendía por distintas localidades del litoral fluvial argentino, e incluso del paraguayo. Es entonces que esta industria también contó con el apoyo de la activa diligencia rosarina porque se reconolte5es de firmas de la región. El doctor Lisandro de la Torre, a quien se le reconocía como "librecambista", se convirtió en el Congreso en adalid de la protección a industria de la yerba mate. El fundador de la Liga del Sur y de la Democracia Progresista, (partido que, como reflejo de su alianza con Agustín P. Justo, llegaría era Vez en su historia a gobernar la provincia de Santa Fe en 1932) era vecino y muy amigo del empresario Julio Martin, francés radicado en Rosario, director de la compañía yerbatera. En la presidencia de Marcelo T. de Alvear ambos lidera rían una campaña para oponerse a la iniciativa oficial de fomentar la importación brasileña de yerba mate. La prédica de de la Torre solicitando al gobierno "que no la libraran desarmada a la competencia de la industria extranjera que dominaba el mercado", fue publicada en 1924. En esa oportunidad invitó a Martin al recinto del Congreso para exponer sobre la actividad en el país y lo presentó como "el primer plantador de yerba mate de cultivo11.49 Sin embargo triunfó "la tendencia netamente librecambista del Poder Ejecutivo", según Stein Couzier, quien decretó una rebaja de los aranceles de importación argumentando que se buscaba reducir su precio dado que se consideraba de un artículo de necesidad siendo los exportadores brasileros los únicos beneficiados por la medida. Subrayó que desde 1924 se podía apreciar dos tendencias por completo distintas entre ambos países: Argentina puso rumbo al librecambio mientras Brasil al proteccionismo y allí los empresarios de Paraná se organizaron para asestar un golpe completo contra la industria yerbatera de Misiones. Afirmación sustentada en el relevamiento de los periódicos de ese país.50 La reacción argentina tuvo dos posturas: una proteccionista y otra "netamente limitacionista", según Stein Couzier. La primera fue sostenida por la casa Martín y Cía de Rosario, y se canalizó a través de la Unión Industrial Argentina y la otra por Alfredo Beltrame y Ernesto Daumas, este último, de Rosario y socio de Julio Martin.51 Particularmente el tesista se mostró partidario de la protección moderada por medio de un derecho móvil y compensador aduanero, "en forma tal de poder equiparar el precio de costo de la producción nacional con la similar extranjera"52`, porque era lógico que los que siempre habían fijado el precio de la yerba mate en el mercado, es decir Brasil, quisiera eliminar a su único competidor: la Argentina.53`
Los yerbateros, importadores y molineros, sacaron provecho de su práctica lobbysta ante los gobiernos nacionales y controlaron la Comisión Nacional de la Yerba Mate llegando a combinar ambos sectores sus intereses y ganancias.54
La tesis de Eduardo de Lorenzi se refirió a La industria vitivinícola argentina y la economía nacional, en la se propuso contribuir a adoptar medidas que permitieran solucionar las crisis periódicas que ella sufría. Justificó plenamente Un proteccionismo aduanero, no sin antes señalar que "la industria debe colocarse en Ufl nivel económico que hiciera innecesario un proteccionismo tan marcado", y que ella "contaba en el país con las materias indispensable para convertirse en una fuente de riqueza independiente de los suministros de otros países"." Este trabajo tomó cofllO punto de análisis el libro de su profesor Juan Álvarez, Estudios de las Guerras Civiles Argentinas (1914) para explicar la existencia de factores económicos y geográficos "no considerados a su debido tiempo", (lo que implica también una valoración historica), industrias, sostenidas por elevadas barreras aduaneras, "que agitaban la opinión pública con su llamados de auxilio a los gobernantes para superar períodos crítico' cfi su procesos de producción, auxilio que las más de las veces se traducía en nuevo aum1t05 de los derechos protectores"." Álvarez en su obra se refería al secular pleito "entre la región del litoral productora de materias exportables y las regiones el interior fabricantes de artículos industriales susceptibles de ser consumidos en el país", y la utilización de la política aduanera del gobierno español para satisfacer a una ya otras, lo que no fue tomado en cuenta estallada la Revolución de Mayo, en 1810.57
De Lorenzi sostenía que más allá importante que discurrir teóricamente sobre proteccionismo o del librecambio con abstracción de la realidad era analizar su conveniencia en la política económica del presente donde se ponía en juego millones de pesos en capitales invertidos, la ocupación de miles de obreros, y de industrias que solventaban hasta dos tercios de algunos estados provinciale0 (el vino era después del tabaco el artículo que en más contribuía a las entradas fiscales en concepto de aplicación de impuestos internos)." En conclusión sostuvo que debía superarse la discusión teórica de los sistemas de política comercial para "considerar las posibilidades de su aplicación en forma que consultara los intereses de la economía nacional"... y en el caso de la industria vitivinícola argentina "el proteccionismo aduanero se hallaba plenamente justificado hasta el momento presente"... y como los doctorandos de su promoción dejó salvado que este proteccionismo atemperado y selectivo debía ser coyuntural para que una vez recuperada la industria su potencial pudiera volver a un nivel económico que hiciera "innecesario un proteccionismo tan marcado".60
Nota.
46 Al respecto ver el trabajo de María Celia Bravo, Crisis y regulaciones azucareras, 1928-1938, ponencia presentada en las XIX Jornadas de Historia Económica, organizada por la Asociación de Historia Argentina y la Universidad del Comabue, octubre 2004.
47 -STEIN COUZIER, "La yerba mate y la política comercial argentina", tesis para optar al grado de doctor en Ciencias Económicas, en la Facultad de Ciencias Comerciales, Económicas y Políticas de la Universidad Nacional del Litoral, Rosario, 1932.
48 – LISANDRO DE LA TORRES, Interpelación a los Ministros de Hacienda y Agricultura, el Territorio de Misiones. La industria yerbatera, Buenos Aires1924, p. 40.
49- RAFAEL IELPI Y MARCELO MENICIETTI, Julio U Martin y una empresa de tres siglos, Empresa Martin, 2010.
50 Carlos Stein Couzier, ob. cit, p. 17.
51 ERNESTO DAUMAS, El problema de la yerba mate, Buenos Aires, 1930, p. 25.
52 Ibídem,p.40.
53 Ibídem, p.41.
54 MARÍA VICTORIA MAGAN, "El Lobby de la Yerba Mate. Empresas e intereses en el sector yerbatero. 192 presentada en las XIX Jornadas de Historia Económica, organizada por la Asociación de Historia Económic los Andes, 2004, ver www.aahe.fahce.unlp.edu.ar/Jornadas.
55 EDUARDO DE LORENZI, La industria vitivinícola argentina y la economía nacional, tesis para optar al i Ciencias Económicas, Universidad Nacional del Litoral, Rosario, mecanografiado, p. 78.
56 Ibídem.
57 JUAN ÁLVAREZ, Estudio sobre las Guerras Civiles Argentinas, ob. Cit., p. 114.
58 Ibídem.
59 De Lorenzi se sustenta en datos publicados en la Revista Económica del Banco de la Nación Argentina.
60 Ibidem,p.77.
Fuente:  extraído del  “Libro Ciudad Puerto Universidad y Desarrollo Regional  De Marco, Miguel Angel  De Marco ( h)  – Rosario 1919-1968 “ Editado diciembre 2013.

A CUATRO AÑOS DE LA TRAGEDIA DE SALTA 2141

A CUATRO AÑOS DE LA TRAGEDIA DE SALTA 2141