Escudo de la ciudad

Escudo de la ciudad
El escudo de Rosario fue diseñado por Eudosro Carrasco, autor junto a su hijo Gabriel, de los Anales" de la ciudad. La ordenanza municipal lleva fecha de 4 de mayo de 1862

PREVENCION DEL DENGUE

A 35 AÑOS DE LAS MALVINAS

A 35 AÑOS DE LAS MALVINAS
A 35 AÑOS SON Y SERA ARGENTINAS

19 de julio- día del amigo canaya

19 de julio- día del amigo canaya
se conmenora por aniversario del fallecimiento de Negro Fontanarossa

HOMENAJE A NEGRO FONTANAROSSA

Loading...

HOMENAJE A FONTANARROSA

Páginas vistas en total

viernes, 9 de septiembre de 2016

Ramón Araya

Por Pablo Robledo



Ramón Araya nació el 6 de abril de 64 en San Lorenzo, en la estancia de padre que llevó su mismo nombre, madre Angela Marsden era descendiente de irlandeses. Al estallar el cólera en 1866 se trasladan con su madre a Córdoba, pero no pudo escaparse de expansión de la enfermedad y murió a causa de la misma ese año. Años después, cuando Ramón tenía 13 años, muere su padre.


Estos acontecimientos influyeron en formación de su carácter. Paralelamente a su soledad aumentó la independencia de su pensamiento y la firmeza su voluntad. Cursó sus estudios en Colegio Inmaculada Concepción de Santa Fe, en calidad de pupilo teniendo a gran dedicación al estudio y ya en años de juventud sentía la necesidad obrar en defensa de sus semejantes ando éstos eran amenazados por intereses egoístas.


Siguiendo su vocación siguió la carrera de ingeniería civil en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales Buenos Aires, obteniendo su título 1891. En noviembre de 1894 asumió Dirección de Obras Públicas en la Municipalidad de Rosario. Durante su primera. gestión se realizaron los trabajos de nivelación general fuera de los bulevares Argentinos, actual avenida Pellegrini y Santafesino (hoy bulevar Oroño) con infraestructura de primer nivel. Este hecho fue consecuencia de expansión de la ciudad fuera del área ta entonces urbanizada.


Asimismo amplió los desagües de los barrios Oeste y Sudoeste e hizo imprimir un gran número de planos de la ciudad. Proyectó las obras definitivas de embellecimiento de la plaza Santa Rosa actual Sarmiento), emplazando una fuente central. Asimismo hizo levantar rieles del Ferrocarril Oeste Santafesino que corrían por el centro del bulevar Argentino, trasformó el mercado Sud; durante su dirección se proyectó ensanche de la Plaza 25 de Mayo hacia el Este y puso en marcha un bulevar diagonal a la Plaza Independencia, que e encomendado por el intendente municipal Floduardo Grandoli.


A los treinta años renuncia a ese puesto para volcar su trabajo a los asuntos de la Provincia, donde se lo requería para ocupar un lugar en la Legislatura. Pero volverá a estar en ese cargo por dos años a partir de 1909. El ingeniero Araya pertenecía al Partido Constitucionalista de la Provincia de Santa Fe y fue elegido diputado provincial en 1894, por el departamento Belgrano y en 1896 por el de Rosario. Ese período de intenso labor fue dándole prestigio a su nombre y al poco tiempo fue nombrado presidente del Tribunal Arbitral que debía fallar las diferencias de la Empresa del Sur Eléctrica con la Municipalidad de Rosario. Una de las preocupaciones de Araya fue salvar el florecimiento del comercio de Rosario, acosado por la invasión de los comisionistas de Buenos Aires.


Fundador y Primer Presidente del Centro de Ingenieros Titulares de Rosario Uno de los principales objetivos del Ingeniero Araya se proyectó en unir a los ingenieros de Rosario y conseguirles un estatuto legalizado para su ubicación y reconocimiento en la sociedad, fue así como el 26 de julio de 1918 se inició la primera sesión del Centro de Ingenieros Titulares de Rosario siendo Araya su fundador y presidente. Un año después se trasladó a Santa Fe para gestionar la aprobación de la Ley de reglamentación del ejercicio profesional, cuyo texto entregó al Gobernador el 16 de mayo de 1919 pero por razones políticas quedó en suspenso su tratamiento. El organismo fundado por Ramón Araya cesó sus funciones en 1922, cuyos éxitos alcanzados eran modestos. La lucha por la reglamentación de la profesión tuvo que seguir mucho tiempo todavía. Y cuando al fin llegó el resultado, doce años después, Ramón Araya no estaba presente. En su homenaje y como agradecimiento por su tenaz esfuerzo por obtener el reconocimiento de la reglamentación profesional, la misma fue llamada "Ley Araya".


Simultáneamente el ingeniero fiel a su vocación, lleno de ideas e iniciativas decidió editar sus obras. Hay que destacar que no era sólo un hombre de iniciativa y acción, sino también un profundo analizador e investigador en el campo de la legislación relacionada con


la ingeniería legal. Su principal obra fue "Pavimentos y Municipios" editada en 1919, trata de no sólo lo relacionado con la infraestructura, sino que penetra en cuestiones tales como la organización de los partidos políticos y las formas de elegir a sus representantes legislativos. Para su labor, Araya aprovechó las experiencias recogidas de sus viajes a Estados Unidos y Francia y volcó todos sus nuevos conocimientos de Derecho, Filosofía, Historia e Ingeniería en Rosario, ya que se sentía comprometido con sus pares.


El 14 de septiembre de 1923 un grupo de distinguidos vecinos de Rosario se reunieron para construir la "Comisión Popular pro Monumento a la Bandera" y Araya fue elegido como presidente tocándole un destacado y abnegado trabajo. Su rol en la vida pública, se puede cristalizar cuando fue fundador y primer Presidente del "Centro La Propiedad" entidad fundada en 1920 y cuyo objetivo era: la defensa de los derechos de los particulares frente a las empresas concesionarias de servicios públicos, con el cumplimiento exacto de los contratos de concesión que explotaban, intención directa de los regímenes para pavimentaciones y que las mismas se ajustaran a los principios legales y técnicos, gestiones para que las recaudaciones por impuestos, tasas y contribuciones de mejoras tuvieran siempre un destino transparente y para el mejoramiento de los miembros de la sociedad.".., el Centro de la Propiedad tiene como altísimo fin dar estabilidad por igual al hogar argentino," palabras del ingeniero que reflejan el motivo por el cual trabajaba en tal entidad.


A los sesenta y ocho años de edad, el 15 de marzo de 1932 muere el ingeniero Ramón Araya dejando una huella indeleble entre la sociedad por su aporte en la vida pública de la ciudad. Queda en relieve que cuando un hombre lucha y sufre por la felicidad de otros, no es un hombre común, es un humanista.
 
Bibliografía Utilizada
Archivo Diario "La Capital" Libro : "Orígenes del trazado urbano del Rosario" Mongsfeld O.E., 1982.
Libro: "Monografias varias" de Tiberios Gombos, 1971.
 
Fuente: Extraído de la Revista” Rosario, su Historia y Región “. Fascículo N.º 77 . Agosto 2009.

A CUATRO AÑOS DE LA TRAGEDIA DE SALTA 2141

A CUATRO AÑOS DE LA TRAGEDIA DE SALTA 2141